El presunto asesino, Rodrigo Lanza, se queda solo