La OMT considera la estrategia de España un ejemplo de éxito en el turismo