"Más que el clásico, importa que Merkel y Sarkozy nos salven"