Robo de película en la joyería del Hotel Ritz de París