Schumacher reclama atención a las escuderías clásicas