El Sevilla vence y jugará su tercera final de Europa League consecutiva