Stoner pone a todos en su sitio, a pesar de salirse en la última vuelta