El inexplicable vídeo 'musical' que se ha viralizado en Japón