El Villarreal, castigado en Roma