La adolescente más alta del mundo mide 2.07 m