El perfil psicopático del presunto asesino de Laura, difícil de rehabilitar