Alemania acoge el festival heavy más importante de Europa