Alexander McQueen consumió drogas y somníferos antes de suicidarse