'Amigos', todo por la audiencia