Amy Winehouse cambió las drogas por el vino