Art Basel abre en un ambiente marcado por el optimismo pese a la crisis