Ashley Graham, modelo de tallas grandes, se hace un hueco en Sport Illustrated