Barcelona estrena su primer Festival de Verano de Humor