Escotes de vértigo, moda que rescata una de las pelis del año