Halloween eclipsa la fiesta de Todos los Santos y las calles se llenan de disfraces, caramelos y sustos