Se buscan visitantes de calidad contra la turismofobia
San Sebastián recibe con los brazos abiertos al turista de la cámara, al del plano, al que goza de la playa y al que se come la ciudad. Una bienvenida pero con advertencias: también deben dejar limpia la calle o tener en cuenta el descanso nocturno.