Harrison Ford luce una cicatriz en la frente tras su accidente aéreo en marzo