Cesc Fábregas, un auténtico padrazo en la piscina con su hija