Miley Cyrus, perfecta para hacer la colada