Un museo sueco deja a sus visitantes 'desenvolver' a momias egipcias