El Museo Thyssen descubre la etapa menos conocida de Matisse