Niemeyer abandona su polémico proyecto de construir una plaza en Brasilia