Al Pacino vuelve a Shakespeare para dar vida al Rey Lear