El Palacio Güell de Gaudí reabre al público tras una restauración integral