Paz, millonaria en la cuenta corriente y en los afectos