Pedraza, la magia de una villa iluminada únicamente a la luz de las velas