Sara Baras, flamenco en estado puro