Sara Fratini dibuja una metáfora sobre miedos e inseguridades en su nuevo cómic