La magia del Teatro Apollo revive en una exposición en Nueva York