El amor es tan delicado que hay que pelear por él todos los días, afirma Serrat