Los animales, los mejores aliados de las letras y los números