El blanco recupera el protagonismo en los trajes de novia