La cultura marroquí y las líneas futuristas, algunos contrastes de la pasarela