Un espectáculo pirotécnico pone el broche al día nacional de Francia