Los grafitis, todo un reclamo turístico en el mundo rural