La inteligencia artificial recrea cómo sonarían hoy Amy Winehouse, Kurt Cobain o Jim Morrison