La tradicional Ostionada anuncia la llegada del Carnaval gaditano