El Prado sigue celebrando sus 200 años de historia: los detalles de la flora que pasan desapercibidos