La psicomagia de Jodorowsky propone actos de arte como terapia de liberación