Branson se apunta al día de la mujer y sus azafatas de Virgin ya no tendrán que maquillarse