Tradición nipona: 10.000 japoneses buscan su talismán de la suerte en una piscina helada