El chándal se eleva a la categoría de alta costura con Rosalía como máximo referente