Benicasim acoge al Rototom y a sus ritmos jamaicanos