El pantone de las chaquetas de Merkel