Un impostor firma en Ucrania un acuerdo de 850 millones en nombre de Gas Natural